“Un clero nativo siempre presta mejores servicios”

La jerarquía eclesiástica cubana contra los preludios del modernismo en un país sin vocaciones (1828-1868)

  • Consolación Fernández Mellén Universidade Católica Portuguesa
Palabras clave: clero, peninsular-criollo, modernismo, Cuba, siglo XIX

Resumen

Desde la segunda mitad del siglo XIX la jerarquía eclesiástica en Cuba tuvo que hacer frente a los retos de una sociedad donde la indiferencia religiosa, el protestantismo y las nuevas doctrinas filosóficas estaban transformando el papel tradicional de la religión católica y amenazaban el orden colonial. En medio de una crisis de vocaciones entre los naturales de la isla, la Iglesia se vio obligada a recurrir a un clero de origen español para combatir los errores de la modernidad (Syllabus, 1864). El relevo de un clero autóctono por otro español ha sido interpretado como parte de una estrategia de la política ultramarina española que buscó fortalecer el vínculo de fidelidad de Cuba con la metrópoli. El análisis de los problemas estructurales de la institución eclesiástica en la isla y la lectura que de ese proceso dieron los obispos cubanos y el propio nuncio apostólico en Madrid nos permiten repensar las razones en que se produjo esa sustitución para concluir si se trató de estrategia o necesidad, sin que las conclusiones escondan el hecho de que en el momento de la independencia la Iglesia fuese vista como una institución española que debía ser depurada de sus elementos peninsulares

Publicado
20-12-2019
Sección
Dossier